¿Cómo ser una mujer más receptiva?

febrero 4, 2016

Artículos

Día tras día, la vida nos pone a prueba a través obstáculos que debemos superar. Si te consideras una mujer decidida, si te tomas los contratiempos con filosofía y sabes plantar cara a los problemas, ¡enhorabuena! Eres una mujer resiliente. Y si no lo eres, nosotras te ayudamos a serlo. ¿Estás reparada para la segunda lección?

Objetivo: Ser una mujer Resilience

La resiliencia es un término utilizado en el mundo de la física para definir la elasticidad de un material cuando es sometido a algún tipo de presión externa, poniendo a prueba su flexibilidad y resistencia.

Por eso, cuando hablamos de resiliencia neurológica o personal, nos referimos a la capacidad que tiene el ser humano para afrontar cualquier obstáculo con éxito, sin pensar en ningún momento en la derrota o el fracaso por muy desfavorables que sean las condiciones. Esta habilidad le otorga una serie de fortalezas que le permiten actuar con más fluidez ante situaciones adversas, de modo que no sólo soportan mejor la presión, sino que también muestran un mayor autocontrol frente a las vicisitudes de la vida.

 Laura Somoza, diseñadora de joyas.

Foto: Estée Lauder.

Laura Somoza, diseñadora de joyas.

“En el caso de las mujeres resilientes -comenta la neurocoach Adelina Ruano- aunque no hayamos tenido grandes traumas o momentos muy duros en nuestro pasado, hay muchos pequeños eventos en el día a día que requieren de nuestra resistencia y flexibilidad, tanto física como psicológica.” Para poder adaptarnos mejor a estas situaciones y afrontarlas con una actitud positiva, debemos aprender a ser receptivas. Pero, ¿qué significa esto exactamente?

Según explica Ruano, “si ponemos nuestro foco de atención en lo que queremos conseguir en vez de nuestros miedos o problemas, eso es lo que estaremos atrayendo a nuestro cerebro consciente.” Es decir, para aprender a adaptarnos mejor debemos poner el foco más allá de nosotros mismos, aprendiendo de los demás. “Eso requiere desarrollar nuestra escucha activa y humildad”, añade la experta. Y en eso precisamente consiste ser receptiva, en la capacidad de observar nuestro alrededor para aprender y evolucionar.

 Resilience Lift, de Estée Lauder.

Foto: Estée Lauder.

Resilience Lift, de Estée Lauder.

Al igual que nosotras, nuestra piel también se muestra receptiva ante los estímulos y las agresiones externas y, por eso, debemos protegerla y mimarla como se merece. La nueva crema Resilience Lift de Estée Lauder está enriquecida con aceites y un complejo activo a base de extracto de plankton, una enzima que responde a la luz y ayuda a nuestra piel a aprovechar todos sus beneficios. Así, conseguimos un rostro hidratado y firme, con un aspecto más fresco y lleno de vitalidad.

Y tú, ¿te consideras una mujer receptiva? Permanece atenta a las novedades y conviértete en una auténtica resiliente. 

adelina-ruano

 
Publicado en TELVA.

Suscríbete

Puedes seguirnos a través de nuestras redes sociales y también tienes la posibilidad de suscribirte a las noticias de nuestros próximos cursos y eventos